Un secador de cuerpo para la ducha es divertido y funcional

Al comprar productos que hacen que un baño sea más seguro y funcional, generalmente hay una compensación entre lo que funciona bien y lo que se ve bien. Las barras de agarre son un ejemplo perfecto. Se han vuelto más decorativos en los últimos años, pero durante mucho tiempo parecían pertenecer a un hospital más que a la casa de alguien. Aún así, proporcionan un elemento de seguridad.

Uno de los mejores y más recientes productos de baño que ha salido al mercado en los últimos años es un secador para la ducha. Han estado en Europa por años, y es difícil imaginar por qué tardaron tanto en cruzar el charco hacia América. Un secador para la ducha no solo es un dispositivo nuevo y divertido, es divertido de usar y completamente funcional.

Los secadores corporales funcionan haciendo circular aire caliente alrededor del interior de la ducha desde un tubo que se extiende desde el piso hasta el techo en la esquina de la ducha. Se instalan fácilmente y ofrecen la conveniencia de secarse antes de salir de una ducha caliente. Debido a que no están moldeados en la pared, incluso se pueden quitar y usar en otra ducha u hogar si es necesario.

Claro, no es tan difícil secarse con una toalla para la mayoría de las personas. Pero para las personas mayores con problemas de equilibrio o movilidad limitada que se debe a la artritis o incluso a un derrame cerebral, secarse en la ducha con aire caliente es más seguro y más fácil. Sin mencionar que reduce las toallas húmedas que cuelgan de un toallero. Los secadores corporales no eliminarán las toallas mojadas por completo, pero permitirán que las personas obtengan más usos de una toalla antes de tirarla a la lavadora.

Los secadores corporales también son ideales para personas con discapacidades que usan una silla de ruedas para ducha o que dependen de un cuidador para ayudarlos a secarse después de una ducha. Permiten que los discapacitados se sequen en privado después de una ducha y vivan independientemente en su propia casa. Debido a que los secadores de cuerpo van del piso al techo, son efectivos para secar de pie o sentados y funcionan bien con sillas de ruedas y asientos de ducha y bancos.

Algunas personas se sienten atraídas por un secador de ducha solo porque es divertido de usar. Otros necesitan uno para la funcionalidad que proporciona, especialmente la privacidad, seguridad y facilidad de uso. Puede que no sea para todos, pero si secarte en la ducha es difícil para ti, esta podría ser una gran solución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí