Un centro de audición puede ayudar a diagnosticar y tratar los síntomas de la pérdida de audición

Cuando las personas piensan en los pacientes en un centro de audición, generalmente piensan en alguien mayor, como la tía abuela que viene a Navidad todos los años a la que tienen que hablar de manera inusual para que ella escuche. Sin embargo, las personas mayores no son las únicas que experimentan problemas relacionados con la audición. Una variedad de personas diferentes de diversas culturas y rangos de edad tienen este tipo de problema. El culpable suele ser algún tipo de enfermedad o enfermedad que los ha dejado con la discapacidad.

La otosclerosis es una de las enfermedades más comunes del oído. En esta enfermedad, se forman crecimientos anormales en el oído medio o interno. Dependiendo de qué tipo de daño se haga, hay varias opciones de tratamiento. Si causa daño al nervio auditivo, los implantes cocleares pueden ser una opción para el paciente. Para otros problemas de conducción que son el resultado de esta enfermedad, los audífonos u otros procedimientos médicos pueden ser una opción viable para tratarlos y aumentar la estimulación en el tímpano y los huesecillos.

La ira de la meningitis es implacable. La meningitis es una infección de las meninges que rodean el cerebro y la médula espinal. Cuando las meninges en el cerebro están infectadas, causa inflamación en el cerebro. También tiene la capacidad de causar hinchazón en los oídos, ya que los órganos y los huesos en los oídos están tan cerca del cerebro. Incluso cuando las orejas no se inflaman, el cerebro agrandado puede comprimirlas y causar daños. Al igual que la otosclerosis, depende de qué partes de los oídos se vean afectadas y qué opciones de tratamiento están disponibles. Los audiólogos expertos en un centro de audición dirían que los implantes cocleares, la cirugía y los audífonos son todas opciones que se pueden considerar hasta saber qué tipo de daño se hizo o qué tipo de audición se perdió.

Muchas personas no creerían que son una enfermedad lo suficientemente grave, pero las infecciones del oído pueden causar una discapacidad auditiva en muchas personas. Cuando alguien tiene una infección de oído, su oído se llena de líquido. Este fluido no permite que el tímpano vibre correctamente. Esto, a su vez, no permite que el sonido viaje a los huesecillos y siga hacia el nervio auditivo. Dependiendo de la gravedad de la infección del oído y la cantidad de líquido en el oído, es posible que el tímpano no recupere su uso completo una vez que el líquido se haya drenado. Esto causará problemas con la forma en que el sonido viaja a través del oído.

Hay muchas más enfermedades que pueden privar a alguien de su audición. Sin embargo, no solo afectan los oídos de la persona. Afectan toda su vida. Ser arrojado a un mundo en el que no hay sonido puede ser desalentador y aterrador para alguien que alguna vez tuvo una audición perfecta. El personal del centro de audición ha dedicado sus vidas a mejorar a sus pacientes & # 39 ;. Trabajan extremadamente duro para sacar a alguien de la vida tranquila que sufren y restaurarlo a su vida ruidosa original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here