La cirugía bariátrica ha mejorado las vidas y la salud general de muchas personas que luchan contra la obesidad. De hecho, la Sociedad Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica informó que más de 500,000 personas se sometieron a algún tipo de cirugía para perder peso entre 2011 y 2020. Si bien es tentador ver esta cirugía como una solución fácil, hay algunos puntos importantes que debe considerar antes de realizarla. su decisión.

1. La cirugía es solo una parte del proceso

Si bien la cirugía bariátrica puede parecer una solución simple, hay una lista de cosas que los pacientes deben hacer antes y después de la cirugía para aumentar la probabilidad de éxito. Aunque los requisitos varían dependiendo de su médico y de su situación personal. Es posible que deba dejar de fumar, realizar actividad física, establecer hábitos alimenticios saludables y perder algo de peso antes de la cirugía. Después de la cirugía, la mayoría de los pacientes deben comer comidas más pequeñas y saludables, hacer ejercicio regularmente y tomar vitaminas y minerales para mejorar su salud y un nuevo estilo de vida. Muchos pacientes recomiendan unirse a un grupo de apoyo o buscar orientación para ayudar con los requisitos previos y posteriores a la cirugía. La cirugía para perder peso cambiará drásticamente su vida, y es importante contar con el apoyo que necesita para realizar esta inversión en su futuro éxito.

2. Hay múltiples beneficios

Perder peso es el beneficio más obvio de la cirugía bariátrica, pero los pacientes pueden ver muchos otros beneficios después. Los estudios han demostrado que puede afectar la esperanza de vida en general, mejorar o curar enfermedades relacionadas, como la diabetes y la apnea del sueño, y afectar aspectos psicológicos de su vida, como la autoestima y las interacciones en entornos sociales. Los pacientes también tienen menos probabilidades de enfrentar el desempleo debido a la falta de movilidad, lo que puede contribuir a una disminución del estrés, la ansiedad y la depresión. Vale la pena señalar que existen complicaciones potenciales asociadas con este tipo de cirugía, pero las investigaciones han demostrado que los beneficios superan con creces los riesgos para la mayoría de los candidatos.

3. La cirugía para perder peso no es para todos

Aunque los beneficios de la cirugía son atractivos para cualquier persona que tenga problemas relacionados con el peso, esta cirugía no es una opción para todos. Los buenos candidatos generalmente superan cierta cantidad de peso, padecen otras afecciones médicas, como la presión arterial alta, y han probado y fracasado en otros medios para perder peso, como hacer dieta. Antes de centrarse en la idea de realizarse este procedimiento, debe hablar con su médico sobre su situación personal para tener una mejor idea de los posibles riesgos o problemas que pueda tener y si esta es su mejor opción.

Si el sobrepeso severo está afectando su vida diaria, se debe considerar la opción de la cirugía bariátrica. Todos desean vivir la vida con la que siempre soñaron, y este procedimiento podría tener el impulso necesario para una nueva vida y un nuevo yo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí