Como padre nuevo, ahora tiene muchas responsabilidades para controlar el crecimiento de su bebé. Aprender todos los aspectos del desarrollo infantil es un buen esfuerzo para saber cómo crece su bebé. Además, también debe prestar atención a las anormalidades que pueden ocurrirle a su ser querido. Hay muchas anormalidades que le pueden pasar a un bebé; uno de ellos es tortícolis. La tortícolis también se conoce como cuello torcido; Esta es una condición cuando la cabeza de su bebé está inclinada hacia un lado. Si encuentra que su bebé tiene dificultades para mover la cabeza, debe tener cuidado, ya que puede sufrir un cuello torcido.

Síntomas
¿Cómo puede saber que su bebé desarrolla tortícolis? Para ayudarlo a saber si su bebé sufre esta anormalidad, generalmente ocurren las siguientes condiciones:

1. Su bebé inclinará la cabeza con frecuencia en una dirección. En bebés pequeños, esta actividad es difícil de ver.
2. Cuando amamanta, generalmente prefiere solo un seno.
3. Su bebé comúnmente hace un esfuerzo difícil para volverse hacia usted y sentirse frustrado cuando no puede hacerlo correctamente.

Intente controlar a su bebé si se comporta como las condiciones anteriores. Esto se debe a que los bebés con tortícolis actúan como los demás bebés sanos. Observe su crecimiento cuidadosamente para que sepa antes si su bebé sufre de esta anormalidad.

Causas
¿Cuáles son las causas de la tortícolis? Hay algunos factores que pueden causar esta anormalidad. Primero, puede ser causado por el acortamiento del músculo esternocleidomastoideo. El músculo se acorta porque la cabeza de su bebé está inclinada hacia un lado en el útero. Este músculo juega un papel importante para facilitar el movimiento de la cabeza, por lo que su bebé puede tener dificultades para mover la cabeza cuando este músculo se ve afectado. La tortícolis también se puede heredar, pero este es un caso raro.

Tratamientos
La tortícolis es en realidad una condición común en los recién nacidos. Sin embargo, su bebé merece recibir tratamiento temprano para poder crecer como los otros bebés. El tratamiento del bebé con tortícolis se puede realizar fácilmente en casa. La rotación suave del cuello es un ejercicio que puede realizar para reducir la anormalidad. Para realizar este ejercicio correctamente, puede aprenderlo de un fisioterapeuta. Otro ejercicio que puede realizar es ofrecerle biberón en una dirección que haga que su bebé gire la cabeza. Usar juguetes con sonidos para hacerlo girar en otra dirección también es un buen ejercicio. Asegúrese de consultar siempre con su fisioterapeuta para obtener consejos de cuidado adecuados para bebés con cuello torcido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí