Tendinitis del bíceps

El músculo bíceps se encuentra en la parte frontal de la parte superior del brazo y se une al hombro y al hueso de la parte inferior del brazo. El músculo ayuda a controlar los movimientos de la parte inferior del brazo y participa en movimientos de lanzamiento como los asociados con el fútbol o el béisbol. Los tendones sujetan el músculo bíceps a puntos en el hombro y antebrazo. Si los tendones se usan en exceso y se inflaman o irritan, la afección se llama tendinitis.

El movimiento repetitivo por encima de la cabeza y las actividades como lanzar una pelota de béisbol o balancear una raqueta de tenis son causas comunes de la tendonitis del bíceps. Los síntomas pueden incluir:
# dolor cuando el brazo está arriba o doblado
# sensibilidad localizada a medida que el tendón pasa sobre el surco en la parte superior del hueso del brazo
# un sonido de estallido ocasional o sensación en el área del hombro

¿Cómo puedo prevenir la tendinitis del bíceps?

La forma más sencilla de evitar otro episodio de tendinitis del bíceps es evitar la actividad que lo causó; Por supuesto, esto puede ser imposible para el atleta serio. Para estas personas, los descansos frecuentes de la actividad causal deberían convertirse en rutina. También es aconsejable reducir o detener la actividad al primer signo de dolor y congelar el bíceps y el hombro después de cada sesión de entrenamiento o juego.
Puede ayudar a prevenir la tendinitis del bíceps siguiendo estas simples recomendaciones:
# Descanse su cuerpo regularmente deteniéndose para estirarse.
# Aumentar la frecuencia e intensidad del ejercicio gradualmente.
# Aplicar hielo cuando sea necesario.

Diagnóstico

Para diagnosticar adecuadamente los bíceps, su médico revisará su hombro para detectar sensibilidad o flojedad en las articulaciones. Se le puede pedir que extienda, levante o gire su brazo para determinar cualquier límite de rango de movimiento. Si es necesario, su médico ordenará radiografías o una exploración por imágenes de resonancia magnética (IRM) para una visión más detallada de la lesión.

El tratamiento conservador para la tendinitis del bíceps puede incluir:

# Descanso
Evitar la actividad durante la fase aguda.
# Hielo
Aplique hielo o una compresa fría sobre la lesión durante 15 a 20 minutos, 4 veces al día durante varios días para mantener la presión hacia abajo.
# Medicación
Tome ibuprofeno (Advil, Motrin) para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
# Estiramiento
Cuando desaparezca el dolor agudo, comience con los ejercicios suaves de estiramiento recomendados por su médico.
# Fortalecimiento
Comience con los ejercicios de fortalecimiento para sus músculos bíceps, hombros y brazos, según lo recomiende su médico.

Si las medidas conservadoras no son efectivas, puede ser necesaria la cirugía artroscópica. Durante la cirugía artroscópica, un cirujano ortopédico realiza algunas incisiones pequeñas e inserta instrumentos extremadamente pequeños para examinar los tendones. Si es necesario, el cirujano puede hacer las reparaciones necesarias.

Mejorar el rendimiento deportivo
La clave para mejorar el rendimiento deportivo después de recuperarse de la tendinitis del bíceps es un programa de rehabilitación adecuado, y cumplir con algunos de esos principios después de que la lesión haya desaparecido.
El aspecto más importante de mejorar el rendimiento es el estiramiento antes y después de pisar el campo, la cancha, el hielo o el campo de golf.

Los beneficios derivados del estiramiento incluyen:
# mayor eficiencia física y rendimiento
# menor riesgo de lesiones
# Aumento del suministro de sangre y nutrientes a las estructuras articulares.
# mayor coordinación
# Mejora el equilibrio muscular y la conciencia postural.
# estrés reducido
# disfrute mejorado

REHABILITACIÓN PARA LA TENDONITIS BICEPS
Como atleta, su principal preocupación es volver a la fuerza completa lo antes posible para que pueda volver al entrenamiento y la competencia. Es por eso que una rehabilitación apropiada es extremadamente importante. La rehabilitación más común para la tendinitis del bíceps a menudo incluye lo siguiente:

# Descanso
Evitar la actividad durante la fase aguda.
# Hielo
Aplique hielo o una compresa fría sobre la lesión durante 15 a 20 minutos, 4 veces al día durante varios días para mantener la presión hacia abajo. Envuelva el hielo o la compresa fría en una toalla. No aplique el hielo directamente sobre su piel.
# Medicación
Tome ibuprofeno para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
# Estiramiento
Cuando desaparezca el dolor agudo, comience con los ejercicios suaves de estiramiento recomendados por su médico. Manténgase dentro de los límites del dolor. Mantenga cada estiramiento durante unos 10 segundos y repita 6 veces.
# Fortalecimiento
Comience con los ejercicios de fortalecimiento para sus músculos bíceps, hombros y brazos, según lo recomiende su médico.
# Regreso gradual a tu deporte
Comience los movimientos del brazo de su deporte o actividad según lo recomiende su médico. (Por ejemplo: pasar un balón de fútbol, ​​lanzar una pelota de béisbol, golpes de tenis, columpios de golf).
# Cirugía
La cirugía artroscópica puede ser necesaria si el dolor resulta de la inestabilidad del hombro o de la presión sobre el tendón de los huesos del hombro.

Los principales objetivos de la rehabilitación de la tendinitis del bíceps son mejorar la elasticidad del tendón del bíceps y aumentar gradualmente el rango de movimiento sin dolor. Los siguientes ejercicios deben realizarse una o dos veces al día:

# Sierras
Alcance y coloque la mano lateral no afectada en la esquina de una mesa. Doblarse por la cintura. Doble el brazo lateral lesionado hacia el codo y tire del brazo lateral lesionado hacia atrás y hacia arriba, como si estuviera cortando madera. Lentamente lleve los omóplatos tan cerca como el dolor lo permita. Lentamente bajando el brazo lateral lesionado a su posición inicial. Repita esta secuencia 10 veces, al menos tres veces al día.

# Oscilaciones del péndulo
Párese con la mano del brazo no afectado apoyado en la esquina de una mesa y apoyando algo del peso corporal. Doble ligeramente la rodilla en el lado no afectado y extienda la otra pierna hacia los lados. Permita que el brazo lesionado cuelgue libremente sobre el pie lateral no afectado. Al levantar el peso corporal, haga que el brazo lesionado relajado se balancee en círculos lo más posible, limitado por el dolor. Realizar 25 columpios en sentido horario. Permita que el brazo lesionado deje de balancearse. Realice 25 columpios del brazo lesionado en sentido contrario a las agujas del reloj. Repita esta secuencia al menos tres veces al día.

# Rotación del hombro
Párese en una entrada con el brazo lateral afectado doblado en el codo y la palma de la mano contra el marco de la puerta. Aleje el cuerpo de la mano lateral lesionada hasta que experimente una sensación de estiramiento en el hombro lesionado. Mantenga esta posición durante 10 segundos. Vuelve a la posición inicial. Relájese durante 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces al menos 3 veces al día.

# Flexión del hombro
Párese erguido cerca de una pared. Con la palma de la mano del brazo lateral lesionado girado de manera que quede frente a usted, deslice lentamente el antebrazo y luego la parte superior del brazo hacia la pared moviéndose más cerca de la pared. Deslice el brazo hacia arriba hasta el punto del dolor inicial significativo. Mantenga esta posición durante 10 segundos. Regresa a la posición inicial y relájate durante 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces, al menos 3 veces al día.

# Estiramiento de la toalla
Enrollar una toalla a lo largo. Mientras está de pie erguido, cuelgue la toalla enrollada por la espalda, sosteniéndola con la mano lateral no afectada. Alcance la espalda con la mano del lado lesionado y tome la toalla enrollada. Tire suavemente hacia arriba de la toalla, levantando el brazo lateral lesionado hasta que aparezca el primer dolor significativo en el hombro lesionado. Mantenga esta posición durante 10 segundos. Relaje los brazos mientras mantiene el agarre sobre la toalla enrollada durante 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces al menos tres veces al día.

# Flexión del codo flexionado
Doble y levante el codo lateral lesionado a la altura de los hombros. Sujete el codo lateral lesionado con la mano lateral ilesa. Tire suavemente del codo lateral lesionado hacia el hombro opuesto hasta que quede limitado por el primer dolor significativo. Mantenga esta posición durante 10 segundos. Relájese durante 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces al menos tres veces al día.

# Bicep tramo
Párese erguido con los brazos levantados a la altura de los hombros y las palmas hacia arriba. Presione los brazos hacia atrás hasta sentir el estiramiento. Mantenga esta posición durante tres a cinco segundos, luego relájese durante 3 a 5 segundos. Realice este ejercicio 10 veces. Este ejercicio estira tanto el bíceps como los músculos del hombro y la parte superior del tórax.

# Tramo tricep
Párese erguido con los pies a la anchura de los hombros. Levante el brazo lesionado en el hombro con el codo doblado y coloque el antebrazo detrás de la cabeza. Sujete el codo lesionado con la mano opuesta y tire de él hacia el centro del cuerpo hasta que se sienta el estiramiento. Mantenga esta posición durante 3 a 5 segundos, luego relájese durante 3 a 5 segundos. Realice este ejercicio 10 veces.

# Flexiones de bíceps
Párese con los brazos completamente extendidos a los lados mientras sujeta de 2 a 5 libras de peso en cada mano, con la palma hacia adelante. Flexione los brazos en el codo a aproximadamente 100 grados, o hasta el punto del dolor, lo que ocurra primero. Mantenga esta posición durante 5 a 10 segundos. Regresa a la posición inicial. Descansa durante 5 segundos. Repita este ejercicio 10 veces. Puede aumentar el peso según lo permita el dolor y los desarrollos de fuerza.

# Tríceps rizos
Párese con los codos dirigidos hacia arriba sobre los hombros y con los brazos relajados. Extienda los brazos en el codo para que las manos suban hasta el punto del dolor. Mantenga esta posición durante cinco segundos. Regresa a la posición inicial y relájate durante cinco segundos. Realice esta secuencia 10 veces, 3 veces al día. Cuando el dolor lo permita, agregue peso usando mancuernas de mano.

# Se levanta el pecho
Acuéstese sobre el vientre con las manos extendidas a lo largo de los lados del cuerpo. Levante la parte superior del tórax desde el suelo hasta el punto del dolor y mantenga esta posición durante 5 segundos. Vuelva a la posición inicial y relájese durante 10 segundos. Repita esta secuencia 10 veces, 3 veces al día.

Ejercicios alternativos
Durante el período en el que se debe evitar el entrenamiento normal, se pueden usar ejercicios alternativos. Estas actividades no deben requerir ninguna acción que cree o intensifique el dolor en el lugar de la lesión. Incluyen:

# natación (si el dolor lo permite)
# trotar
# bicicleta estacionaria

REHABILITACIÓN DESPUÉS DE LA CIRUGÍA
La tendinitis de su bíceps puede requerir cirugía artroscópica para anclar correctamente el tendón del bíceps. Tenga en cuenta que el tejido blando necesita tiempo para curarse antes de que pueda comenzar el ejercicio.

Un programa de terapia física generalmente comienza con ejercicios de rango de movimiento y resistencia, luego incorpora ejercicios de potencia, resistencia aeróbica y muscular, flexibilidad y coordinación.

Finalmente, los pacientes desarrollan velocidad y agilidad a través de rutinas de ejercicio específicas del deporte.

El objetivo final de la cirugía es proporcionar estabilidad dinámica mientras se mantiene el rango de movimiento completo, para que los atletas puedan regresar a los deportes competitivos o recreativos. El progreso se evalúa por la percepción del paciente de la estabilidad de los bíceps y los pies del hombro, y al comparar la fuerza y ​​la estabilidad de los brazos lesionados y ilesos.

¿Cuánto durarán los efectos de mi lesión?
Con la rehabilitación adecuada, una primera aparición de tendinitis del bíceps diagnosticada y tratada en sus primeras etapas generalmente dura dos semanas. Si la lesión ha recurrido varias veces, o si es necesaria una cirugía, la recuperación completa puede demorar hasta dos meses.

¿Cuándo puedo volver a mi deporte o actividad?
El objetivo de la rehabilitación es volver a su deporte o actividad tan pronto como sea posible. Si regresa demasiado pronto, puede empeorar su lesión, lo que podría ocasionar daños permanentes. Todos se recuperan de una lesión a un ritmo diferente. El regreso a su actividad está determinado por la rapidez con que se recupera el área del tendón del bíceps, no por cuántos días o semanas ha pasado desde que se produjo la lesión.

Puede volver a su deporte o actividad de manera segura cuando:

# Tiene un rango completo de movimiento en el brazo lesionado en comparación con el brazo no lesionado.
# Tiene toda la fuerza del brazo lesionado en comparación con el brazo no lesionado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here