Recomendaciones para el tratamiento de uñas encarnadas

Las uñas encarnadas pueden afectar sus dedos de los pies y causar molestias, y si experimenta dolor en el área, es posible que se produzcan hinchazón e infección. Es posible que pueda continuar con el tratamiento de uñas encarnadas usted mismo, pero para otros casos más difíciles, es posible que necesite ver a un médico para obtener ayuda.

Síntomas y Causas

El dolor es un síntoma típico de una uña encarnada, además de enrojecimiento e hinchazón. Si no se trata, podría comenzar una infección en el tejido de la piel. Estos síntomas comienzan cuando la uña comienza a crecer en la carne. A veces, el uso de zapatos ajustados también puede llevar a estos problemas, y es más común que estos problemas ocurran con el dedo más grande.

Opciones de tratamiento de autoayuda

Los pacientes pueden probar varios remedios en casa para el tratamiento de uñas encarnadas.

– Llene un recipiente con agua salada tibia y coloque su pie en el agua para remojar durante unos 15 minutos. Muchas personas encuentran que este remedio ayuda a reducir la hinchazón y el malestar. Puede repetir el proceso de remojo varias veces al día. Siempre seque bien el pie después de empaparlo para evitar problemas adicionales.

– Use un archivo pequeño y limpio para empujar suavemente la piel hacia atrás. Asegúrese de no cortar o lesionar la piel durante este proceso.

– Remoje un pequeño trozo de algodón en agua o limpiador antiséptico. Separa la piel y la uña con este algodón para amortiguar el área.

– Aplique ungüento antibiótico en el área para mantenerla limpia y reducir el riesgo de infección. Cubra el área con una venda para ayudar a mantenerla limpia.

– Evite los zapatos que aprieten o pellizquen los pies. Usar zapatos abiertos o sandalias puede ser prudente hasta que el área sane.

Opciones de tratamiento de podólogo

Cuando los remedios caseros no son efectivos para resolver los síntomas, consulte a un médico para obtener ayuda. Un podólogo puede realizar una de estas opciones de tratamiento de uñas encarnadas.

– El médico puede levantar el borde de la uña para permitir la colocación de una férula debajo de ella. Esta separación ayudará a que el crecimiento ocurra más allá del borde de la piel. Deberá realizar remojos diarios después de este procedimiento.

– Un problema mayor puede requerir la extracción parcial de la uña. El médico administrará anestesia local en el dedo del pie para prepararlo.

– Para problemas graves y recurrentes, el médico puede recomendar la extracción permanente del tejido subyacente. Esta eliminación evitará el recrecimiento, lo que evitará que los problemas futuros se repitan. El proceso de eliminación puede implicar el uso de un láser o productos químicos.

Después de cualquiera de estos procedimientos, es común que un podólogo le recete antibióticos locales u orales para prevenir la infección.

Cualquier persona con diabetes debe ser diligente en el cuidado de los pies para prevenir problemas graves. Los diabéticos generalmente tienen problemas con el flujo sanguíneo deficiente a las extremidades inferiores, lo que puede causar daño a los nervios en los pies. Incluso una lesión menor o un problema puede llegar a ser muy grave para los pacientes diabéticos. Si una llaga no se cura correctamente, podría infectarse. La infección puede conducir a lesiones graves, que pueden requerir cirugía e incluso amputación para extirpar el tejido muerto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here