La construcción de masa muscular adicional es un proceso relativamente complejo que depende de una serie de variables. Muchas personas a menudo combinan un plan de alimentación estándar y alto en calorías con ejercicio de alta intensidad para ganar masa magra. Este método tiene evidencia anecdótica y experimental significativa, lo que lo hace casi universalmente eficaz. Sin embargo, tales planes de alimentación pueden proporcionar resultados de acreción muscular que varían enormemente. Esta gran diferencia solo puede acreditarse mediante el examen de los diferentes factores que limitan el crecimiento muscular.

Los límites naturales del crecimiento muscular

La evolución humana es el resultado de la presión ecológica constante hacia la eficiencia energética y el almacenamiento de energía. Este hecho genético se demuestra de manera consistente a través de la creciente población de personas con sobrepeso y masa muscular baja. El crecimiento muscular está programado genéticamente a través de una variedad de agentes limitantes.

El principal factor regulador del crecimiento muscular es la miostatina, una proteína que inhibe la hipertrofia e hiperplasia muscular. La codificación defectuosa del gen de la miostatina produce una acumulación espontánea de tejido magro. Este efecto es más notable dentro de la raza azul belga de las vacas.

La síntesis de testosterona y la capacidad de respuesta también es un factor significativo. La reducción en la producción de testosterona en las hembras resulta tanto en una ganancia muscular reducida como en una masa muscular total más baja.

La experiencia de entrenamiento y el crecimiento muscular previo también es muy influyente. Los levantadores experimentados tienen muchas más dificultades para cultivar tejido magro que los principiantes. Este factor se cree que depende de la miostatina.

Cualquier pérdida de masa muscular previa también contribuye a la ganancia muscular futura. Los atletas que intentan recuperar el músculo perdido pueden esperar ganancias aumentadas hasta su límite anterior. Este efecto se atribuye a los cambios en el ADN mitocondrial dentro de las células musculares.

Crecimiento muscular esperado

Mientras que las mutaciones en la codificación de la miostatina, la disfunción endocrina y la restricción de entrenamiento pueden crear un crecimiento muscular anormalmente bajo o alto, la mayoría de los individuos pueden esperar una cierta cantidad de crecimiento por tiempo. Diferentes expertos proporcionan diferentes cantidades de crecimiento promedio, pero dos libras de crecimiento de tejido magro por mes es la norma. Cabe señalar que el 68 por ciento de la población tiene un promedio genético a este respecto.

Creando un Ambiente para el Crecimiento

La tasa de acumulación muscular mencionada anteriormente solo debe esperarse durante un entrenamiento de alta intensidad, comer de forma hipercalórica y consumir cantidades adecuadas de proteínas. Si no se adhiere a este mínimo de disciplina se obtendrán resultados mediocres.

Además, es necesario maximizar la producción de testosterona a través de una nutrición adecuada y la ingesta de vitamina D. Aunque la producción de miostatina no se puede manipular actualmente, la síntesis de testosterona es altamente dependiente del estímulo externo y la nutrición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí