¿Qué es el autismo?

El autismo es un trastorno del desarrollo neural de por vida que puede afectar la forma en que una persona reacciona ante las situaciones en las que se encuentra. El cerebro y las células dentro del cuerpo no entienden cómo procesar la información y, a menudo, la organizarán de manera poco convencional. La interacción social y la comunicación pueden restringirse, y el comportamiento repetitivo tenderá a ocurrir. A menudo, las personas que sufren de autismo tendrán dificultades para dar sentido al mundo en el que viven y pueden retirarse.

Nadie ha podido identificar exactamente por qué algunas personas tienen autismo y otras no, aunque muchos profesionales de la salud creen que es genético. Sin embargo, la genética relacionada con el autismo es muy complicada; por lo tanto, es difícil de diagnosticar si esto es 100% exacto. Existe un amplio espectro de diferentes tipos de autismo, y los síntomas que se pueden encontrar varían de persona a persona.

El autismo a menudo se describe como un árbol grande con varias ramas más pequeñas que crecen, lo que le permite comprender los diferentes síntomas relacionados con la afección. Los padres generalmente comienzan a ver los cambios en sus hijos antes de su tercer cumpleaños, y aunque al principio solo pueden ser pequeñas cosas, estos pueden convertirse en más síntomas. Se ha demostrado que el diagnóstico temprano ayuda a las etapas de desarrollo del niño. Esto le permite al niño lidiar con sus habilidades sociales mucho mejor que los niños que son diagnosticados más tarde en la vida.

A menudo, un niño con autismo se negará a hablar y parecerá muy retraído; sin embargo, usarán lenguaje de señas o dibujos para comunicarse. El niño puede obsesionarse con un elemento o su cosa favorita y angustiarse si se lo sacan de su zona de confort. A menudo están interesados ​​en una cosa y sabrán mucho al respecto. La información es algo que un niño autista puede recopilar, y al azar le contará hechos fascinantes.

Aunque los niños autistas a menudo son más lentos en la escuela, generalmente serán muy buenos en una materia. Esto suele ser arte, música o matemáticas y enfocarán toda su energía en este tema, y ​​se concentrarán en esto y nada más. La coordinación no es muy buena con niños autistas; sin embargo, pueden copiar lo que otras personas están haciendo y realizar la misma tarea.

La mejor manera de lidiar con el autismo es resolver los otros problemas relacionados que pueda tener el niño, algunos de los cuales podrán ser tratados. Deberá asegurarse de que la calidad de vida de la persona mejore y que se satisfagan todas sus necesidades. Cada día puede ser un desafío cuando se vive con un niño o adulto autista, sin embargo, habrá días en los que sea un placer estar cerca. No existe un programa de tratamiento uniforme ya que cada caso es completamente diferente.

Desafortunadamente no existe una cura conocida para el autismo, sin embargo, algunas personas se han recuperado y no muestran más signos de autismo. Muchas personas pueden vivir una vida razonablemente normal con autismo; sin embargo, muchos niños crecerán necesitando atención de por vida. Ahora hay mucha más información sobre el autismo y las personas lo entienden mucho mejor. Muchos activistas quieren que sea aceptado como una condición y no tratado como un trastorno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here