Muchas mujeres sufren dolor en los huesos de la cadera. Es más común cuanto mayor es un paciente, pero puede ocurrir a cualquier edad. Los huesos de la cadera y la parte superior del muslo son algunos de los más fuertes del cuerpo. Sin embargo, ningún hueso o articulación está libre de daños potenciales. Con un desgaste normal a lo largo de la vida, enfermedades comunes o un trauma que causa daño, cualquiera puede terminar con dolor en la cadera. Existen varios métodos de autoayuda que podrían aliviar los síntomas, pero siempre debe mantenerse en buena comunicación con su médico acerca de cualquier novedad para asegurarse de recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Causas típicas

La mayoría de las veces, las causas del dolor en los huesos de la cadera se deben a un esfuerzo excesivo en los músculos, huesos o tendones de la cadera. La tendinitis y la bursitis son problemas que involucran inflamación del tejido alrededor de la cadera. Ocurren por realizar actividades estresantes y repetitivas. La tensión muscular y tendinosa se produce de la misma manera. Todas son condiciones comunes para las mujeres. Las fracturas son más comunes entre los ancianos y los involucrados en actividades demasiado activas que provocan frecuentes sacudidas o impactos en el cuerpo, como deportes extremos y trabajos. La artritis también es una causa común de problemas con la cadera. En algunos casos, el cáncer podría ser el culpable.

Métodos de autoayuda

Mantener el cuerpo fuerte puede ayudar a prevenir lesiones en primer lugar o puede ayudar al cuerpo a sanar. Una nutrición adecuada y ejercicios de bajo impacto pueden ayudar a mantener su peso (aliviando la tensión diaria en las caderas) y fortalecer los huesos, músculos y tendones. Nadar, hacer yoga y caminar pueden ser muy beneficiosos. El estiramiento también puede ayudar a relajar los músculos adoloridos y aliviar la tensión en los tendones y los huesos. Colocar compresas de hielo en el área adolorida puede ayudar si el problema se debe a la inflamación. Muchos casos de dolor en los huesos de la cadera pueden aliviarse con dolor de venta libre o medicamentos antiinflamatorios.

Cuándo ver a un médico

Compartir cualquier nuevo desarrollo en su cuerpo siempre es una buena idea cuando visita a su médico durante su visita programada Pueden ayudar a diagnosticar problemas y proporcionar opciones de tratamiento a medida que ocurren. Sin embargo, si experimenta un dolor intenso en el hueso de la cadera que apareció repentinamente, entonces debe buscar atención médica inmediata. La aparición de calor, enrojecimiento o hinchazón alrededor de la articulación también es alarmante y debe ser inspeccionado por un profesional médico pronto. También es grave si acaba de experimentar un evento traumático, especialmente si escuchó un ruido de estallido durante la lesión o no puede poner peso sobre la articulación después de ella. Obtener ayuda rápidamente puede ayudar a prevenir mayores daños.

Opciones de tratamiento

Un médico elaborará un plan de tratamiento que se ajuste al diagnóstico. Los tratamientos para el dolor de huesos de la cadera pueden incluir fisioterapia, durante la cual un terapeuta le enseña posturas y ejercicios adecuados. Le ayudarán a aprender cómo ayudar a su cuerpo a sanar y evitar lesiones en el futuro. Un médico también podría recetar medicamentos de venta libre o recetados para ayudar con la enfermedad. En casos severos, el problema podría requerir cirugía. En todos los casos, es importante informarse sobre la afección diagnosticada y seguir todas las órdenes del médico para garantizar la recuperación más segura posible.

Recuerde consultar con su médico antes de tomar cualquier tratamiento o remedio médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here