Lo bueno en reformadores de pilates

Pilates es un método de ejercicio inventado por Joseph Pilates a principios de 1910. Joseph Pilates era un niño frágil, se enfermaba la mayor parte del tiempo y hacía ejercicio para mejorar su salud. Cuando fue detenido en un centro de detención inglés por ser un “enemigo enemigo” en la Primera Guerra Mundial, usó manantiales de camas de hospital para los ejercicios de resistencia que usó. Fueron estos resortes exactos los que lo inspiraron a hacer la máquina de ejercicios que ahora se llama Pilates Reformer.

Joseph Pilates inventó la técnica Pilates de ejercicio para formar un entrenamiento de baja intensidad que es adecuado para cualquier persona en cualquier condición. Y, de hecho, Pilates ha tenido éxito tanto en la población sana como en la que no está bien debido a su bajo consumo energético. El reformador de Pilates es solo uno de los muchos equipos de Pilates que emplea la técnica y también es el más popular de todos, con su simplicidad y su tamaño económico.

Esencialmente, hacer Pilates Matwork sería la forma más ideal de ejercicio que puedes hacer, pero en realidad, nadie puede hacer los exigentes ejercicios de matwork sin experimentar primero métodos menos agotadores; aquí es donde entra en juego el reformador de Pilates. Pero recuerde, es realmente mejor hacer Pilates de cualquier forma con un instructor. El instructor de Pilates sabe en qué parte del cuerpo centrarse, qué ejercicio le beneficiará más y qué máquina utilizar realmente.

Pero si estás empeñado en usar el reformador de Pilates, entonces para cada uno lo suyo, la verdad es que el reformador es uno de los equipos más efectivos de todas las máquinas de Pilates. Solo su nombre implica algo que es un gran reclamo en sí mismo, “reformador” que significa algo que reforma, y ​​de hecho lo hace, reforma, reforma su cuerpo.

El primer ejercicio básico lo tendría a usted, el deportista acostado boca arriba sobre el carro, como lo llaman. Aquí es donde entra el instructor, lo coloca para evitar la tensión en su cuerpo y luego empuja su cuerpo, el carro y todo, hacia arriba y hacia abajo o hacia adelante y hacia atrás, según el tipo de Pilates Reformer que esté usando.

Lo bueno de un reformador de Pilates es que ni siquiera es igual a las presiones de las piernas que usualmente haces en un gimnasio, hace algo mucho más. El instructor lo guía para que pueda mantener una espina neutra y la pelvis, para evitar que los entrene. Y además, incluso puedes sentir que el movimiento proviene de tus músculos centrales profundos. Pilates tiene como objetivo fortalecer los músculos centrales, y esto es solo lo que hace un reformador de Pilates. Aparte de esto, debes relajar tus patios, flexores de cadera y rodilla, estas son las partes más cansadas de tu cuerpo, con todo el andar, el reformador de Pilates y con la ayuda del instructor, ayudando a que estas partes de tu cuerpo se relajen más. y coloque las otras partes, como la parte posterior de las piernas y las caderas, de manera que pueda absorber la mayor parte de la tensión en lugar de la rodilla.

El ejercicio del reformador de Pilates avanza hacia ejercicios de intensidad mucho más alta, una vez que su instructor le ha dado la oportunidad de remover la barra de pies, hacer circular sus piernas y movimientos más complejos. Esto es para aumentar la intensidad, y aquí es también donde las cosas se complican, es por eso que es realmente importante tener un instructor. A medida que el tiempo pasa, paso a paso, se eliminará todo el soporte mecánico para su cuerpo y su cuerpo tendrá que hacer más para compensar, esto es lo bueno de un reformador de Pilates, solo necesita una máquina para aumentar la intensidad.

Después de cada sesión, su cuerpo se vuelve más fuerte, su núcleo más duro y, con el reformador de Pilates, seguramente podrá fortalecerse más y realizar entrenamientos más desafiantes durante mucho tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí