¿La terapia física aliviará todos mis síntomas de osteoartritis?

La osteoartritis es el tipo más común de artritis. También llamada enfermedad degenerativa de la articulación, es causada por el desgaste de las articulaciones, lo que resulta en la degradación del cartílago. El cartílago es un componente estructural importante que es un tejido firme pero flexible que cubre los extremos de los huesos en una articulación. La función principal del cartílago es prevenir la fricción en las articulaciones y también actuar como un amortiguador.

El cartílago tiende a volverse rígido y pierde su flexibilidad debido a la osteoartritis y más propenso al daño. Cuando el cartílago se descompone, la capacidad de actuar como amortiguador también reduce el estiramiento de los ligamentos y tendones, lo que causa dolor. A medida que avanza el tiempo, el cartílago se descompone por completo y los huesos tienden a frotarse entre sí causando un dolor intenso.

La osteoartritis afecta principalmente a personas de mediana edad y mayores, y las mujeres son más propensas que los hombres. Las articulaciones más tardías para la artrosis son las articulaciones de las manos, así como las articulaciones que soportan peso, como las caderas, las rodillas y los tobillos, y la columna vertebral, pero pueden afectar a cualquier articulación. El dolor empeora con la actividad y mejora con el descanso.

Resumen de Contenidos

CAUSAS

Obesidad: el sobrepeso ejerce una presión inmensa sobre las articulaciones que soportan peso, como la columna vertebral, las rodillas y las caderas, lo que provoca la degradación del cartílago y el roce de los huesos entre sí, lo que produce dolor.

Edad avanzada: a medida que envejece, las articulaciones experimentan un desgaste normal que provoca dolor osteoartrítico.

Lesión: la lesión en la articulación debido a un accidente o lesión deportiva puede provocar osteoartritis.

Uso excesivo de las articulaciones: cuando se usan en exceso ciertas articulaciones, la artrosis tiende a desarrollarse en esas articulaciones.

Genética: los genes responsables de la formación de cartílago pueden ser defectuosos en algunos casos que causan osteoartritis.

Deformidades óseas: cualquier deformidad en el hueso, malformación de la articulación o deformidad en el cartílago puede provocar osteoartritis.

TRATAMIENTO

La osteoartritis no se puede curar y los efectos no se pueden revertir, pero los síntomas se pueden manejar de manera efectiva con medicamentos, modalidades de estilo de vida, terapia física y otras terapias y cirugía. Los siguientes son los tratamientos disponibles para la osteoartritis.

Medicamentos

Medicamentos de venta libre: hay varios medicamentos para aliviar el dolor disponibles de venta libre, como paracetamol, aspirina, ibuprofeno y naproxeno. Estos han sido efectivos en el manejo del dolor pero todos vienen con varios efectos secundarios.

Indicaciones tópicas: los medicamentos también están disponibles en forma de frotes, aerosoles y cremas que se pueden aplicar en el área del dolor para aliviar el dolor y la inflamación.

Terapia

Ayurveda: Ayurveda recomienda un enfoque holístico en el tratamiento de esta afección degenerativa que incluye cambios en la dieta y el estilo de vida, administrando medicamentos internos que son completamente naturales y herbales y también utiliza terapias para abordar afecciones articulares degenerativas. Hay muchas medicinas en Ayurveda que ayudan a fortalecer las articulaciones y reducir la degeneración. Un médico profesional de Ayurveda puede personalizar y formular un plan de tratamiento efectivo que funcione para cada individuo. Las terapias como Tailadhara (vertido de aceites medicinales), Nhavarakkizhi (masaje con bolus de arroz hervido en leche medicada) y Ksheeravasthi se encuentran entre las terapias más efectivas para prevenir la degeneración y fortalecer las articulaciones. Es muy importante tener en cuenta que si hay una inflamación asociada, se recomienda la terapia anti-degenerativa solo después de que la inflamación esté bajo control.

Fisioterapia: se puede crear un programa de ejercicios personalizado para fortalecer los músculos que rodean las articulaciones afectadas y también aumentar el rango de movimiento y la reducción del dolor con la ayuda de un fisioterapeuta o ejercicios regulares suaves como la natación, la caminata o el trote, que pueden realizarse. por nuestra cuenta han sido eficaces en el manejo de la osteoartritis.

Terapia ocupacional: los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a descubrir formas de realizar las actividades cotidianas, así como a realizar el trabajo sin entrenar las articulaciones ya dolorosas, como sugerir el uso de heces cuando se baña para aliviar el dolor causado por estar de pie cuando está afectado. Por osteoartritis de las rodillas.

Yoga: Se ha demostrado que el yoga es muy eficaz para disminuir el dolor y la rigidez de la osteoartritis. El yoga también incluye técnicas de respiración que ayudan a reducir el estrés en la vida. Sin embargo, es muy importante obtener la ayuda de un instructor antes de hacer yoga para prevenir lesiones y más dolor.

Cirugía y otros procedimientos.

En caso de que las terapias conservadoras fracasen,

Inyecciones de cortisona : las inyecciones de cortisona pueden tratar el dolor, pero deben limitarse a tres o cuatro, ya que pueden empeorar el daño a la articulación con el tiempo.

Inyecciones hialurónicas: esta inyección proporciona lubricación entre las articulaciones, lo que ayuda a aliviar el dolor.

Realineación ósea: cuando un lado está más dañado que el otro, se puede realizar un procedimiento de osteotomía para extraer o agregar una cuña de hueso, lo que ayuda a alejar el peso del cuerpo de la parte desgastada.

Reemplazo de la articulación: en varios casos de osteoartritis se usan piezas de plástico o de metal en lugar de las articulaciones dañadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí