La dieta antiinflamatoria: una clave para comer bien

‘Tú eres lo que comes’ porque ciertos alimentos pueden ser buenos o malos para ti. Son malos si son alimentos inflamatorios y buenos si no lo son. Si usted es un médico que trata afecciones inflamatorias, como dolor de cuello o lumbalgia, ¿no querría que sus pacientes coman alimentos que ayuden a reducir la inflación y se opongan a consumir alimentos inflamatorios? Pero, ¿cómo puede usted decir?

Lo que comen los pacientes puede afectar su resultado. Como quiropráctico de Baltimore, descubrí que la revisión de la literatura no solo revela la respuesta, sino que también proporciona la guía perfecta para comer bien. Por lo tanto, este artículo comienza con la promesa de que comer ciertos alimentos en realidad puede hacer que las cosas se lastimen peor, aumenta la infección, mientras que comer otros alimentos en realidad puede ayudar a disminuir el dolor y promover una curación más rápida. Estos son conocidos como alimentos antiinflamatorios y están estrechamente relacionados con los ácidos grasos omega competitivos. La hinchazón, el enrojecimiento, el calor y el dolor se producen cuando el tejido se inflama. Puede ser evidente, como un esguince de tobillo, o un beneficio oculto para la piel, como en su estómago.

Entonces, ¿qué alimentos deben o no deben consumirse y por qué? Un ejemplo de alimentos inflamatorios son aquellos ricos en aceites vegetales refinados o hidrogenados, como las papas fritas y muchos productos horneados. Los fabricantes utilizan los aceites refinados y las grasas trans para prolongar la vida útil de sus productos. Son conservantes notorios. Por otro lado, el aceite de oliva, el aceite de aguacate y el aceite de semilla de uva son naturales y se sabe que son antiinflamatorios. El salmón es muy alto en la lista de alimentos antiinflamatorios.

La razón tiene que ver con los ácidos grasos omega competitivos. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir la inflamación, y algunos ácidos grasos omega-6 tienden a promover la inflamación. más ácidos grasos omega-6 que ácidos grasos omega-3 “, según un extracto del Sistema Médico de la Universidad de Maryland. Ahora, las carnes rojas, como un buen bistec jugoso, tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-6. ¿Eso lo hace malo? ¡No! Es extremadamente bueno para ti. Un buen bistec está cargado de aminoácidos esenciales y otros nutrientes. Es solo que la clave para mejorar la salud y reducir la infección es equilibrar la cantidad de omega-6 (por ejemplo, Nueces, huevos, aves, nata, queso, mantequilla contra los omega-3 (p. ej., salmón, atún, pavo). Las grasas saturadas contenidas en los alimentos omega-6 compiten con los alimentos omega-3 por enzimas digestivas vitales, como las gaviotas que combaten sobre papas fritas en el paseo marítimo.

Como comentó un post en el Sistema Médico de la Universidad de Maryland, “los ácidos grasos omega-6 se consideran ácidos grasos esenciales: son necesarios para la salud humana … Junto con los omega-3, los omega-6 desempeñan un papel importante en la función cerebral como así como el crecimiento y desarrollo normal. “Los alimentos antiinflamatorios incluyen verduras coloridas y con alto contenido de fibra como pimientos dulces, apio, zanahorias crudas, cebollas, ajo, brócoli, coliflor, pepino, manzanas, peras, bayas, nueces, uvas, plátanos, cítricos. frutas y así sucesivamente (omega-3).

Así que este es mi consejo: limite los productos grasos de animales como las carnes rojas y los productos lácteos. En su lugar, comer más cortes magros de pollo, pavo y pescado. Los aceites de oliva y de aguacate pueden y deben reemplazar los aceites poco saludables del maíz, la soja, el cártamo, el girasol y otros aceites vegetales. Los dulces deben ser limitados, incluyendo todos los productos de panadería como galletas, pasteles, pasteles y exportaciones. Todos sabemos que nuestra dieta moderna de comidas rápidas y procesadas tiende a generar contaminación y otros males, como la obesidad. Para contrarrestar la mala alimentación, preste especial atención a los ácidos grasos omega competitivos.

He aquí una sugerencia: Ensalada de quinua y aguacate (PARA 4)

INGREDIENTES:

  • 1 taza de quinua roja
  • 2 aguacates, cortados en trozos
  • Unos pocos tomates descargados.
  • 2 hojas frescas de albahaca
  • 1 cebolla verde

Vendaje:

  • C taza de aceite de oliva
  • Jugo de 2 limones
  • 1 diente de ajo (picado)
  • sal
  • Cayena (cantidad muy pequeña)

DIRECCIONES:

  • Enjuague la quinua en agua fría y escurra bien.
  • En una cacerola, trayendo 2 tazas de agua y t tsp. Sal a hervir. Añadir la quinua. Cubra y reduzca el fuego a bajo. Cocine hasta que el agua se absorba (unos 20 minutos).
  • En un bol, mezclar los ingredientes en quinua enfriada. Mezcle con el aderezo.

Servir con perejil fresco encima y disfrutar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here