Los probióticos son las bacterias “buenas” o “saludables” que viven en nuestro intestino y mantienen nuestro tracto gastrointestinal en una salud óptima. Se estima que esta buena mezcla de microflora que crece en nuestros intestinos equivale a unos 100 billones de bacterias, 10 veces más que los 10 billones de células totales que forman nuestros cuerpos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) definen a los probióticos como “microorganismos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren beneficios para la salud al huésped”. Pero, ¿cuánta cantidad de probióticos es “adecuada” y cómo puede incluirlos en su dieta?

¿Cuántos o muchos necesitas?

Es posible que haya visto anuncios de televisión con Jamie Lee Curtis que promocionan un yogur en particular por sus “bacterias saludables”, pero ¿será suficiente comer una caja de yogur ocasional? Difícilmente, la investigación sugiere que para ingerir una cantidad “terapéutica” de bacterias, necesitamos comer una porción de yogur que contenga alrededor de 10 mil millones de “unidades formadoras de colonias” o UFC (también conocidas como “bacterias”). Y dado que muchos de los yogures que puedes comprar en las tiendas de comestibles, incluido el que Jamie sostiene para la cámara, contienen bacterias “solo”, que suman millones, eso no será suficiente.

Beneficios incluso de los yogures tradicionales que tienen “cultivos activos”

Pero a pesar de que la mayoría de los yogures tienen un número de bacterias flacamente insignificantes, incluso aquellos que en realidad contienen “cultivos activos” pueden ayudar con ciertas enfermedades gastrointestinales, entre ellas:
estreñimiento
Diarrea
intolerancia a la lactosa
Enfermedad inflamatoria intestinal
cáncer de colon
infección con H. pylori (la bacteria que está asociada con la enfermedad de úlcera péptica)

Investigadores de la Universidad de Tufts han citado los beneficios adicionales que se obtienen de los yogures con cultivos activos:
mejora del sistema inmunológico del cuerpo
Disminución del tiempo que tarda la comida en atravesar el intestino.
Cambios positivos en la microflora del intestino.

Alimentos que contienen probióticos

Los probióticos, que incluyen especies bacterianas como Lactobacillus, Bifidobacteria y levadura, se pueden encontrar en alimentos como:
yogur
Leche
miso tempeh
bebidas de soya

Beneficios de altas dosis de bacterias probióticas.

Lactobacillus acidophilus, el que contiene bacterias ácido-lácticas (y la abreviada L. acidophilus en las etiquetas de los alimentos), es la bacteria saludable más conocida y combina la familia más grande de probióticos. L. acidophilus también puede ser ingerido en suplementos, con dosis que van desde 1 billón hasta 35 billones o más por porción. Estos productos con las dosis más altas generalmente se encuentran en línea en lugar de en farmacias y supermercados. ¿Cuáles son los beneficios potenciales para la salud de los probióticos en estas dosis más altas que no encontrará en el yogur? Los investigadores han encontrado que los probióticos en dosis altas tienen muchos beneficios para la salud, entre ellos:
tratamiento de la diarrea
Tratamiento del síndrome del intestino irritable (IBS)
Reducción de la recurrencia del cáncer de vejiga.
Prevención y tratamiento de las infecciones del tracto urinario.
acortamiento de la duración de las infecciones intestinales
prevención y tratamiento de la inflamación después de la cirugía de colon (también llamada pouchitis)
Prevención y manejo del eccema en niños.
posible prevención de los cálculos renales (porque L. acidophilus puede estimular el crecimiento de otra bacteria, O. formigenes, que puede reducir el riesgo de cálculos renales)

Efectos secundarios o riesgos asociados con el uso de probióticos.

Si bien los probióticos generalmente se consideran seguros, solo unos pocos estudios se han producido en poblaciones mayores, jóvenes o inmunocomprometidas. Sin embargo, en poblaciones donde se ha estudiado el uso de probióticos, los efectos secundarios suelen ser leves (por ejemplo, aumento de gases o hinchazón).

Consideraciones Generales

Al igual que con cualquier suplemento, siempre consulte con su médico antes de comenzar un nuevo régimen.

Es importante tener en cuenta que los suplementos dietéticos (incluidas las vitaminas y los minerales) no están regulados por la FDA y, por lo tanto, es posible que estos productos no tengan la calidad o la pureza recomendadas por la etiqueta.

La elección de una marca conocida, o la compra de productos con una etiqueta de USP, garantizará que el producto sea seguro.

Consumer Reports es un buen lugar para verificar si su probiótico en particular contiene la cantidad de bacterias anunciadas en la etiqueta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí