Ejercicio aeróbico: La verdadera fuente de la juventud

La fuente proverbial de la juventud no se puede encontrar en una fuente. No está oculto en una botella de cara cara crema o suero de la piel. No se trata de ir ‘bajo el cuchillo’ para la cirugía plástica.

Pero está ahí fuera. Está en los parques de nuestra ciudad, en los senderos para bicicletas. Está en nuestros barrios, en las aceras. Está en nuestro gimnasio o en la piscina comunitaria. Está en las canchas de tenis, campos deportivos e incluso en nuestros televisores, con la ayuda de reproductores de DVD.

Lo más importante, la fuente de la juventud está dentro de nosotros mismos. Todo lo que tenemos que hacer es levantarnos del sofá y empezar a movernos. El ejercicio es la fuente de la que podemos beber, para mantenernos jóvenes, interna y externamente.

La investigación ha demostrado que el ejercicio es bueno para nuestros cuerpos, de muchas maneras. Es igual de importante para nuestros cerebros. Nuestra salud física y mental están conectadas y se apoyan mutuamente. A lo que hacemos, uno afecta al otro.

El ejercicio aeróbico, también conocido como “cardio”, es una de las opciones para mejorar nuestro cuerpo y nuestra mente. Según los investigadores, es una de las mejores opciones de ejercicio que podemos hacer por nosotros mismos.

El ejercicio aeróbico como fuente de la juventud.

Los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, que pueden llevar a una vida más corta, incluyen la obesidad, un estilo de vida sedentario, presión arterial alta y niveles altos de colesterol y resistencia a la insulina. La investigación ha demostrado que el ejercicio aeróbico puede reducir estos factores de riesgo de varias maneras.

• El ejercicio aeróbico regular fortalece nuestro corazón y lo ayuda a bombear la sangre de manera más eficiente. Nuestros músculos toman más oxígeno de la sangre, lo que a su vez hace que los músculos se ajusten mejor.

• El ejercicio aeróbico regular, junto con una dieta saludable, nos ayuda a perder el exceso de peso. También reduce nuestra presión arterial y disminuye nuestra frecuencia cardíaca en reposo. El ejercicio aeróbico regular puede ayudar a reducir nuestros niveles de colesterol total y “malo” (LDL) y, a la inversa, aumentar el colesterol “bueno” (HDL). Ayuda a controlar a los que tenemos diabetes, al mejorar los niveles de glucosa en la sangre.

• El ejercicio aeróbico regular aumenta nuestra resistencia y nos hace sentir más fuertes. Al proteger nuestro sistema inmunológico, nos ayuda a prevenir enfermedades menores. Ayuda a controlar enfermedades crónicas como la diabetes y la presión arterial alta.

• Finalmente, el ejercicio aeróbico regular aumenta nuestra condición física funcional general, lo que lleva a una vejez más fuerte. La aptitud funcional significa más movilidad, menos riesgo de caerse y más fuerza corporal básica.

No solo nuestro cuerpo se beneficia del ejercicio aeróbico. Los aeróbicos también llevan a mejorar la función cerebral. A medida que nuestros corazones y vasos sanguíneos se hacen más fuertes y eficientes, también lo hace nuestro cerebro. Se bombea más oxígeno a nuestro cerebro y aumenta la liberación de ciertas hormonas que ayudan a crecer las células cerebrales y crean más conexiones neuronales. La investigación también muestra que el ejercicio aeróbico puede aumentar nuestro hipocampo; la parte de nuestro cerebro que desempeña un papel importante en nuestra memoria y funciones de aprendizaje.

El ejercicio aeróbico también mejora nuestra salud mental al aumentar nuestro estado de ánimo y disminuir los niveles de estrés. Puede mejorar la calidad del sueño y reducir la ansiedad. Crea una confianza en nuestra capacidad para lidiar con los factores estresantes de la vida a medida que aparecen. Todos estos beneficios conducen a un mejor funcionamiento del cerebro.

Lograr la longevidad en nuestras vidas no consiste simplemente en vivir más tiempo. También se trata de vivir mejor, más sano y más fuerte. Un programa regular de ejercicios, especialmente aeróbicos, puede llevar a esa fuente de juventud al brindarnos una variedad de beneficios de salud y bienestar para el cuerpo y el cerebro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí