Diabetes tipo 2: los cinco carbohidratos refinados más dañinos

La mayor parte de los alimentos de carbohidratos consumidos hoy en día son altamente refinados y procesados. La mayor parte es azúcar simple, pero no solo azúcar de mesa; Jarabe de maíz, bebidas dulces y diferentes tipos de dulces. Por lo general, los nutrientes y la fibra también se han eliminado. No todos los carbohidratos son malos para usted, pero los siguientes se clasifican como los peores de los peores …

1. Pasteles. Mientras que los pasteles sirven como un sabroso manjar; Los pasteles, magdalenas, rosquillas e incluso rosquillas pueden causar problemas importantes de azúcar en la sangre. Estos carbohidratos refinados pueden causar un pico repentino. A medida que aumenta el azúcar en la sangre de nuestro cuerpo, el páncreas comienza a producir insulina para ayudar a las células a absorber el azúcar en la sangre. Sin embargo, cuando consumimos una cantidad excesiva de carbohidratos refinados, podemos volvernos insensibles a la insulina y puede volverse menos efectiva a niveles más bajos de azúcar en la sangre que conducen a la diabetes tipo 2.

Lo mejor es evitar los pasteles, ya que son muy altos en azúcar. Si extraña su golosina favorita, de vez en cuando disfruta de una golosina hecha en casa con stevia, ¡y esto ayudará a frenar cualquier antojo! También puede hacer un “batido” de chocolate con bajo contenido de azúcar utilizando leche de coco sin azúcar con toda la grasa, polvo de cacao crudo y la mitad de un plátano congelado. Esto puede hacer el truco para satisfacer su antojo por los dulces.

2. El pan. El pan, especialmente el pan blanco, puede causar una espiga y luego un choque en el azúcar en la sangre. El pan también es conocido por contener jarabe de maíz con alto contenido de fructosa que puede aumentar su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, obesidad y enfermedades del corazón. Es mejor evitar el pan y elegir opciones más sanas como las envolturas sin gluten hechas con harina de yuca o almendra. También puede usar hojas de lechuga en lugar de pan cuando haga sándwiches para ayudar a prevenir los desequilibrios de azúcar en la sangre.

3. Bocadillos envasados. Los bocadillos empacados tienden a ser muy altos en carbohidratos refinados. Los alimentos como las galletas, las galletas e incluso las barras de granola contienen un montón de azúcar agregada. En lugar de elegir bocadillos empacados, elija alimentos integrales como nueces, semillas, la mitad de un aguacate, junto con un pedazo de fruta fresca.

4. Comidas congeladas. Las comidas congeladas no solo son conocidas por contener cantidades excesivas de sal, sino que también están hechas con carbohidratos refinados como la pasta blanca o el arroz blanco. ¡Evite las comidas en el congelador y haga todo lo posible para obtener la mayor cantidad de alimentos que pueda! De esta manera, usted sabe exactamente lo que entra en lo que está comiendo.

5. El cereal. Cereal de desayuno a menudo contiene altos niveles de azúcar agregada. En lugar de cereales, elija una opción de grano integral como la avena arrollada combinada con una grasa saludable como la mantequilla de almendra para ayudar a estabilizar el azúcar en la sangre.

Los carbohidratos refinados pueden ser perjudiciales para nuestra salud en general y pueden dificultar el equilibrio de los niveles de azúcar en la sangre. En lugar de opciones refinadas, intente agregar algunos de los intercambios saludables en su lugar. ¡Se sorprendería de lo mucho que se siente tanto física como mentalmente con el azúcar en sangre estabilizado!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí