El hipotiroidismo, comúnmente conocido como tiroides poco activa, es una condición que afecta a millones de personas en todo el mundo. El hipotiroidismo es cuando su glándula tiroides no produce cantidades suficientes de hormonas metabólicas, específicamente hormonas T3 y T4. Los síntomas no deseados acompañan a esta enfermedad e incluyen: fatiga, piel pálida / seca, debilidad muscular, depresión, ganancia fácil, cambios de humor, uñas y cabello quebradizos y mayor sensibilidad al frío.

Las causas más comunes de hipotiroidismo incluyen la deficiencia de yodo, la enfermedad de Hashimoto y la tiroiditis posparto.

Las curas naturales para el hipotiroidismo incluyen una dieta de hipotiroidismo de alimentos ricos en nutrientes específicos, ejercicio diario para aumentar su tasa metabólica entre muchos otros beneficios, y suplementos selectos para equilibrar las deficiencias químicas en su cuerpo. Para comenzar, los alimentos ricos en vitamina B, hierro y antioxidantes son directamente beneficiosos para la función tiroidea y reducen la inflamación de todo el cuerpo. Una lista de algunos de estos alimentos incluye: almendras, albaricoques, aguacates, cebada, moras, arroz integral, castañas, bacalao, algas marinas, legumbres, habas, melaza, naranjas, ostras, piña, semillas de girasol y tofu para nombrar a pocos.

Aunque los síntomas comunes del hipotiroidismo pueden disminuir su deseo de hacer ejercicio, priorizar la actividad física es una de las formas más efectivas de curar las complicaciones tiroideas poco activas. Enfocarse en lograr al menos 30 minutos de ejercicio aeróbico moderado a vigoroso y actividades de entrenamiento de fuerza la mayoría de los días de la semana aumentará la fuerza muscular, lubricará y reducirá la rigidez en las articulaciones, mejorará la claridad mental y el enfoque, modificará químicamente el estado de ánimo a través del aumento de los niveles de beta-endorfina y serotonina. Mejore la circulación sanguínea dentro de las extremidades para ayudar a la sensibilidad al frío, y por último, pero no menos importante, aumente la tasa metabólica para una pérdida de peso exitosa.

Los suplementos se usan a menudo y de manera efectiva para tratar el hipotiroidismo y curar deficiencias específicas que propagan la gravedad y el desarrollo de la enfermedad. Los suplementos más comunes para el tratamiento del hipotiroidismo incluyen: yodo, selenio y tirosina. El yodo es esencial para la función tiroidea al trabajar con la tirosina, un aminoácido, para producir hormonas tiroideas. La suplementación con yodo solo es necesaria cuando existe una deficiencia de yodo; no se recomienda cuando los niveles de yodo están dentro de un rango saludable, ya que demasiado yodo puede ser contraproducente para una tiroides poco activa. La deficiencia de selenio es a menudo la causa responsable del hipotiroidismo, ya que evita la conversión de T4 en la hormona T3 activa a través de una enzima que se encuentra en el selenio. Por último, la tirosina es otro complemento recomendado para una condición tiroidea poco activa porque la tirosina se une al yodo para producir niveles más constantes de hormonas T3 y T4.

Comprender la causa de su afección tiroidea específica e informarse sobre todas sus opciones con tratamientos medicinales y alternativos son los primeros pasos para curar el hipotiroidismo. Al igual que con la mayoría de los planes de tratamiento, tómese el tiempo para entender cada opción curativa y las ventajas y desventajas involucradas es la mejor manera de tomar las decisiones médicas que sean mejores para su cuerpo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here