Cambiar los hábitos alimenticios de su hijo no es una tarea fácil, especialmente si están expuestos a la avalancha diaria de alimentos procesados ​​que parecen estar en todas partes. ¡Las dosis no tienen que ser difíciles! Esté preparado para algunas quejas y esté preparado para ajustar sus propios hábitos también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here