Lucha contra la bronquitis crónica

La salud se considera clave para una larga vida. Pero en el mundo actual, donde las personas han adoptado un estilo de vida sedentario, estar sano se ha vuelto muy difícil. Cada año, millones de personas mueren por alguna enfermedad u otra. Una de esas enfermedades que representan una gran amenaza para la salud humana es la bronquitis crónica. Para empeorar las cosas, muchas personas ignoran los síntomas básicos de la enfermedad pensando que se curará automáticamente con el tiempo. Por lo tanto, el tratamiento de la bronquitis crónica en el momento adecuado es necesario para que no sea demasiado tarde para curarse.

La bronquitis crónica se produce debido a la inflamación crónica de los bronquios. En términos médicos, se define como una tos crónica que produce moco y flema y es persistente durante más de tres meses en dos años consecutivos. La inflamación de los bronquios hace que su revestimiento se hinche y secrete moco pegajoso en cantidades excesivas. Esto restringe el flujo de aire normal. Los síntomas relacionados con la bronquitis crónica son problemas respiratorios, sibilancias y tos que vienen con esputo, dolores en el pecho, malestar por fatiga o fiebre. La causa principal detrás de esta enfermedad es fumar tabaco. La inhalación de humos durante un período prolongado y la neumoconiosis también contribuyen a la causa. Para diagnosticar la enfermedad, se pueden realizar varias pruebas como radiografías de tórax, función pulmonar y análisis de sangre. Después de que la enfermedad ha sido diagnosticada, se deben comenzar los tratamientos necesarios. Para el tratamiento de la bronquitis crónica, es mejor que el paciente deje de fumar, ya que fumar causa más daño pulmonar. Para la medicación, los broncodilatadores son una opción simple. Los broncodilatadores reducen las secreciones bronquiales para reducir la obstrucción del flujo de aire. Se inhalan como aerosoles. Los esteroides que se toman en forma de aerosoles, también brindan cierto alivio. Pero viene con los efectos secundarios de la presión arterial alta, cataratas, etc. Los antibióticos también pueden ayudar a combatir la enfermedad. En algunos casos, se realiza una cirugía en la que se extraen pequeñas cuñas de los tejidos dañados de los pulmones. También se recomienda la fisioterapia torácica o la percusión torácica después del tratamiento broncodilatador. Incluye aplaudir la espalda para aflojar las secreciones espesas para que sean más fáciles de expulsar. El drenaje postural que utiliza la gravedad para eliminar las secreciones también es útil.

Siempre es mejor tener precaución que pagar el precio. Pero no en todos los casos de bronquitis crónica las precauciones son útiles. En tales casos, el tratamiento de la bronquitis crónica se convierte en una necesidad, ya que la salud es la verdadera riqueza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here