10 poderosos remedios caseros naturales para niños

Estar cerca de la naturaleza ha inspirado a muchos poetas y artistas y sienten que es el poder curativo de la naturaleza lo que los hace concentrarse más en el recado. De hecho, es cierto que la naturaleza ha producido recursos tan grandes que tienen la capacidad de curar cualquier cosa. Lo único es que tenemos que ir a buscarlo. En esta era moderna, donde la contaminación y las infecciones prevalecen sobre la humanidad, es difícil criar a los niños con una salud completa. Sin embargo, los remedios naturales aseguran que sea bastante posible y los siguientes ejemplos justifican la grandeza de las propiedades curativas presentes en varias creaciones de la naturaleza.

1. Leche materna: la necesidad de leche materna para los bebés es solo superada por la vida misma, tal es la grandeza de la lactancia materna y la inmunidad que el niño recibe es la quintaesencia. Hay un rápido crecimiento inmune que protege al niño de infecciones del oído, gérmenes, resfriado común, etc.

2. Miel: las capacidades curativas de la miel son enormes, desde la corrección del dolor de garganta hasta la curación de vientres molestos. En algunas culturas, la miel se convierte en parte de la dieta esencial de los niños, ya que se cree que los hace hablar bien sin tartamudear ni tartamudear. Sin embargo, recuerde que la miel debe administrarse en menor proporción, ya que puede causar botulismo cuando se consume en exceso.

3. Aceite de oliva: para muchos niños, los dolores de oído son un problema común y les resulta muy incómodo. Esta condición se puede ver debido a la acumulación de líquido en el oído medio, infección del oído, aumento de la presión del aire, resfriado común, bloqueo del paso nasal, etc. El aceite de oliva es el mejor tratamiento para los dolores de oído y al verter cuidadosamente 2-3 gotas de aceite de oliva. dentro del canal auditivo del niño suavizará la cera y mejorará el oído.

4. Limón: la fruta con abundante vitamina C es buena para los niños de muchas maneras. La limonada puede ayudar a rejuvenecer los jugos vitales de los niños después de fuertes sesiones de entrenamiento o jugar en el suelo. Además, el limón mezclado con miel es la mejor receta para neutralizar los efectos de un malestar estomacal y dolor de garganta. Se sabe que el limón mata la mayoría de las bacterias dañinas debido a su naturaleza ligeramente ácida.

5. Cúrcuma: las culturas de todo el mundo han dado gran importancia a la cúrcuma y algunos de ellos la consideran divina. No es de extrañar debido a las grandes propiedades que posee la cúrcuma. Este maravilloso curandero puede aliviar la tos, el bloqueo nasal, la irritación de la garganta, las infecciones virales, la gripe, el asma, etc. La cúrcuma es antibacteriana, antiviral y antiinflamatoria.

6. Jengibre: el asma es una de las principales amenazas que enfrentan los niños hoy en día y esta enfermedad pulmonar los debilita en inmunidad y resistencia para funcionar. La dificultad para respirar, la tos y la opresión en el pecho harían la vida muy difícil. El jengibre es un remedio clásico para el asma y otros problemas respiratorios. El uso de jengibre en cualquiera de los platos puede ayudar o uno simplemente puede tomar dulces de jengibre que pueden funcionar para problemas de bajo nivel.

7. Lavanda: los niños a menudo sufren hematomas o cortes durante el tiempo de juego y Lavanda es la mejor opción para que el dolor de los niños desaparezca. Ayuda al cuerpo a mejorar o mejorar la capacidad de curación. La capacidad calmante de Lavender lo convierte en un remedio armonioso para los niños.

8. Asafétida: a los niños les encanta el chocolate y los dulces, no hay duda al respecto y tampoco hay dudas de que causan muchos problemas relacionados con los dientes. Asafoetida es la antigua cura milagrosa para el dolor de dientes y el cepillado con pasta con sabor a asafoetida asegurará que haya problemas orales mínimos.

9. Pepino: la piel de un niño es muy delicada y es propensa a la hinchazón o hinchazón por contacto relativamente duro. El pepino es la mejor cura para los problemas de la piel y no es de extrañar que sea el greenie más utilizado en los spas.

10. Aceite de coco: el aceite tradicional utilizado para mejorar la condición del cabello y la piel. Se encuentra en casi todas las producciones cosméticas como cremas y ungüentos. El aceite de coco tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes. Es una gran ayuda para masajear a los niños, limpiar a los recién nacidos y aplicar sobre la dermatitis del pañal.

Ahora que has aprendido sobre los grandes tesoros de la Naturaleza, asegúrate de recordarlos y usarlos en consecuencia. Además, estos remedios naturales para niños son completamente seguros y funcionan con un efecto calmante para que nada le pueda pasar al niño y solo se obtengan beneficios. Todos estos remedios naturales funcionan mejor que la mayoría de los medicamentos y ungüentos farmacéuticos y son absolutamente seguros de usar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here